jueves, 16 de mayo de 2013

LA MATERNIDAD DE LA A A LA Z: F DE FELICIDAD

DE CÓMO CAMBIA EN LAS MADRES EL CONCEPTO DE FELICIDAD


La felicidad está en un día de playa, volver rebozados en arena y salitre, con las mejillas coloradas y los bolsillos llenos de conchas, rendidos los cuerpos ante un cansancio que no ha conseguido borrarles la sonrisa de los labios.
La felicidad está en bajar con el coche una cuesta empinada, acelerando lo suficiente para que el estómago les baile un poquito y pidan otra, y otra, y otra.
La felicidad está en que se queden dulcemente dormidos en tus brazos, acurrucados contra tu pecho, sintiendo el peso liviano de su cuerpecito, escuchando su respiración, oliendo su pelo. Y contemplarles mientras duermen, dejándose contagiar de la paz que irradian, siendo testigos de sus sueños más alegres, esos que les hacen sonreir primero, y estallar en carcajadas después.
La felicidad está en sus besos, tan inocentes como mágicos, tan puros como cargados de amor, tan sonoros como llenitos de babas.   
La felicidad está en un baño, en el momento de vestirse, o en un cambio de pañal, cuando descubres cómo un niño se puede transformar en un saco de la risa, todo cosquillas, todo sonrisas, todo alegría.
La felicidad está en compartir sus grandes logros: acabar un puzzle, construir la torre más alta, marcar un gol, hacer el dibujo más bonito.

¿Dónde quedó nuestro antiguo concepto de felicidad? ¿Ese plagado de sueños maravillosos, de proyectos fantásticos y de grandes ideas? 
Fue diluyéndose en el tiempo, desdibujándose durante nueve meses, para al final tomar una nueva forma no menos maravillosa, fantástica, y grande: porque ahora toda nuestra felicidad son ellos, toda nuestra felicidad es la de nuestros hijos. 



31 comentarios:

  1. tienes más razón que un santo... la maternidad hace que descubras la felicidad en los sitios más insospechados... feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡En donde menos te lo esperas! Gracias por tus palabras, un beso:-)

      Eliminar
  2. Siempre se ha dicho que la felicidad reside en valorar las pequeñas cosas. Y que "cosas" más pequeñas hay que nuestros hijos?
    La felicidad que ellos dan, es la FELICIDAD.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, el resto son sucedáneos! ;-)

      Eliminar
  3. Ni una palabra más ni una menos. Tienes toda la razón. Aunque un día estés malhumorado, desganado... el niño te sonríe y se te borra todo, absolutamente todo y mandas todo a paseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, sí que tienen ese don! Y hacen que todo valga la pena:-)

      Eliminar
  4. Ser madre es ser feliz... La maternidad está repleta de felicidad, tal como señalas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hay que saber verla y apreciarla:-) Un beso

      Eliminar
  5. Qué bonito, guapa! Casi se me saltan las lágrimas al leerte. Y esq tienes toda la razón. La felicidad son ellos, pase lo que pase :) Muaaaak!

    ResponderEliminar
  6. ¡No podías haber descrito la felicidad mejor de lo que lo has hecho! Estoy al 100% de acuerdo contigo. ¡Muy lindo post! :)

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito Mª Isabel... Ten claro que este post provoca en el lector una sonrisa automática y una cara de semilerdo de impresión!!! Pero es que todo lo que cuentas es cierto... TODO.
    Los hijos dan un nuevo sentido a nuestra vida, y desde luego, a nuestro concepto de felicidad. Veo que eres como yo, una trimadre!!! Ánimo reina! Somos unas valiente, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, "cara de semilerdo", qué bueno. Me alegro de que te haya gustado, editora! Y aún no tengo muy claro si somos valientes o nos falta algún tornillo... ¡Arriba las trimadres! :-D Un beso

      Eliminar
  8. En mi caso, tampoco sería posible el concepto sin mediar la maternidad. Lo he tenido claro desde siempre... y ahora, a pesar de que, como tú estoy en MINORÍA clamorosa en casa... soy FELIZ de ser la PRINCESA y tener tres príncipes encantadores a mis pies ;)

    Aunque no descarto una mascota... pero HEMBRA por Dios. Lo de tu tortuga me ha dejado seca, jajajaja.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que la tortuga era macho lo dijo una amiga mía, yo si no le veo el "pitilín" no lo tengo claro;-) Un beso

      Eliminar
  9. Perfectamente descrito, has conseguido sacarme una sonrisa y unas lágrimas a la vez, de felicidad, por supuesto, porque he leído esto con mi pequeña que se acaba de quedar dormida en mis brazos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, muchas gracias por tus palabras. A mí lo de que se me duerman en brazos es que me encanta, incluso aunque a veces me den calambres! Besos:-)

      Eliminar
  10. Pues sí, el concepto de felicidad cambia mucho al ser madre, no lo habías podido explicar mejor. Muy chulo tu post y la palabra claro, lo mismo tengo que copiártela porque es demasiado bonita ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hay palabras que merecen más de un post y esta es una de ellas! Un besazo :-)

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho tu post. Aquella felicidad que creíamos tener o que queríamos conseguir, se esfumó para descubrir la felicidad real, la que nos llena, la que nos hace sentirnos orgullosos... esa felicidad nos la dan ellos, esos momentos tan agradables que nos hacen pasar. Los momentos que disfrutamos juntos a ellos, eso es la felicidad!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, y muchas gracias por comentar! Otro abrazo para ti :-)

      Eliminar
  12. Tienes toda la razón , en las cosas más sencillas está la felicidad!!!
    Y cuando sonríes ante la cosa más insignificante o ante el detalle más sencillo te das cuenta de que eso es la FELICIDAD y eso sólo te lo puede dar un hijo.

    Muy buena entrada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos complicamos la vida sin necesidad, buscando la felicidad en otras cosas que no llenan. Celebro que te haya gustado, María José. Un beso:-)

      Eliminar
  13. Me he sentido muy identificada, lo explicas perfectamente, la felicidad en la maternidad es eso... Me ha encantado, está para imprimirlo y enmarcarlo. Enhorabuena por la pedazo de entrada.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, que voy a acabar creyéndomelo. Si tuviera un icono de una carita sonrojándose, lo pondría aquí :-) Muchas gracias por tus palabras, me alegro un montón de que te haya gustado! Un beso enorme!

      Eliminar
  14. Totalmente de acuerdo. Mi concepto de felicidad es ahora ver feliz a mi bebé. Y si se ríe, es el sumun!

    ResponderEliminar
  15. Está claro que los hijos son una Felicidad, pero a mi me sigue encantado todo lo demás! Jajajajaja y soy feliz cuando hago esas cosas (o las que se pueden) con mi hijo, y ya incluso cuando las hago solita mientras mi hijo está con su papá, jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que otras cosas nos hacen felices, pero pienso que no las disfrutaríamos si nuestros niños no fueran felices también, ¿no?

      Eliminar
  16. Grande, Maria Isabel, como siempre!! :-)
    Felicidad en mayúsculas es la que describes.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contador Web