miércoles, 26 de junio de 2013

LA MATERNIDAD DE LA A A LA Z: CH DE CHANTAJE

SOBRE EL ODIOSO CHANTAJE EMOCIONAL PRACTICADO POR ALGUNAS MADRES



Si hay algo que me repatea oír en boca de una madre es el famoso "después de todo lo que he hecho por ti..."
¿Quién no se lo ha escuchado, en alguna serie o película, a la vieja malvada de turno que intenta así manipular la voluntad de su hijo? O peor aún, puede que incluso alguno de vosotros haya tenido la desgracia de recibir semejante perla de su propia y venerada madre.
economiapalentina.blogspot.com.
"Después de todo lo que he hecho por ti...", da igual que se diga con voz ahogada por el llanto, entre suspiros lastimeros o en un grito de indignación. Para mí esto es el más claro ejemplo de chantaje emocional, y el más vil y rastrero que pueda encontrarse. ¿Dónde ha quedado el supuesto amor incondicional de madre, dónde la entrega y el sacrificio? 
En el momento en que se exige (o se pide, o se suplica) una contrapartida, una contraprestación, un pago por haber amado, y por haber ejercido de madres, algo ha fallado. Alguien se ha equivocado en su rol materno, alguien ha confundido u olvidado lo que eran sus obligaciones y responsabilidades. "Todo lo que he hecho por ti": alimento, vestido, cobijo, sanidad, educación... ni más ni menos que TODO LO QUE SE TENÍA QUE HACER.
¿Acaso ese hijo nacido de tus entrañas te pidió nacer? ¿Acaso él lo escogió, o te obligó a hacerlo? Pues una vez que lo has traído al mundo, lo natural, lo normal, lo lógico es que te hagas cargo de él, que lo cuides, y proveas lo necesario para su educación y crianza. ES LO MENOS QUE PUEDES HACER POR ÉL.
Me indignan las madres que echan en cara a sus hijos "todo lo que han hecho por ellos". Y por supuesto no debemos confundir esto con faltar al respeto a las madres, claro que no. Pero una cosa es reivindicar humildemente nuestro trabajo con satisfacción, y otra muy distinta el andar exigiendo a los hijos medallas, aplausos o recompensas. 
Cuando nuestros hijos crezcan y se hagan adultos, si tienen el discernimiento necesario y el criterio suficiente, serán capaces de ver lo que hemos hecho por ellos, tanto lo bueno como lo malo, si fuimos amorosos o dictadores, cercanos o distantes, si les dimos alas o les cortamos las raíces de cuajo. No hará falta recordárselo, ni que se lo restreguemos por las narices. 
Pero muchas veces se confunde el reconocer los fallos de nuestros progenitores con ser un desagradecido, el rechazar su manera de hacer las cosas con ser un descastado, el evidenciar que podían haberlo hecho mucho mejor con ser un mal hijo. Y no es así. Amar (a una persona, incluyendo hijos y padres) no significa dar siempre la razón, ni aprobar y justificar todas las acciones y todos los comportamientos del presente o del pasado. Esta es otra forma de chantaje emocional, a mi modo de ver mucho más extendida, pero igualmente perniciosa.

Como madre, mi prioridad absoluta es la felicidad y el bienestar de mis hijos, y le pido a Dios que en el futuro me guarde de ser una chantajista emocional, una de esas madres con el "después de todo lo que he hecho por ti" siempre listo en la punta de los labios, una de las que se consideran merecedoras de amor absoluto y respeto total por el simple hecho de, un día (no sé si bueno o funesto), haber tenido un hijo. 




33 comentarios:

  1. Que poco me gustan los chantajes emocionales!! pero es cierto que en boca de una madre quedan aún peor si cabe...
    Eso que dices de que amar no implica dar la contenta al otro me parece una gran verdad...en las relaciones debe haber sus rifis y rafes, no creo en las relaciones planas...acaban mal.

    Al final los hechos (como madre, como padre, como pareja...) pesan por sí solos más que las palabras, que hablando todos somos muy eficientes, pero luego hay que demostrar las cosas día a día.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hablar siempre sale gratis, pero los hechos son otra cosa!
      Un beso:-)

      Eliminar
  2. Es muy triste escuchar eso de la boca de una madre o de un padre... pero llega un momento, llegada cierta edad, que a esa madre no hay que hacerle mucho caso. Porque sino, uno no vive, y cada vez que escucha eso, "entra al trapo" y lo peor de todo, que encima acaba sintiéndose mal!!!
    Lo importante, y de lo que puedes estar orgullosa, es que eres una gran mami!!!
    PD: y yo una gran tía!! jejejeje...
    Besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, eso te crees tú! :-P Te doy permiso para atizarme con algo en la cabeza si el día de mañana chantajeo a los infantes!
      Besitos :-)

      Eliminar
  3. Es lo peor que se puede escuchar incluso en unos suegros...pero dentro de ese chantaje emocional se esconde frustración y egoísmo. No todo va a ser como los demás piden y tiene que ser, y cuándo me tocará a mi? O no me tocará a mi porque no tengo derecho?
    El querer controlar todo por la otra parte y decidir frente a otro provoca esto. Pero hay un límite, poner las cosas claras. Si la otra persona se ha enfadado por esto, a ti tampoco te gusta. Sin discutir, sólo plantearlo. Si no dejan o no quieren. La mejor postura es el silencio pero nunca, nunca pero nunca ceder a los chantajes, porque entonces si que has picado en su anzuelo. Y la próxima vez exigirán más.
    Que cada uno sea feliz como quiere no como quiere el otro o la otra. Tal vez la felicidad de uno sea el aburrimiento de otro. Pero para gustos colores.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en lo que se esconde detrás del chantaje emocional: frustración. egoísmo, y ganas de imponer siempre la propia voluntad. Y ceder, ¡jamás!, por muy duro que resulte.
      Un beso:-)

      Eliminar
  4. madre mía.....debe ser el viento del norte.....yo podría haber escrito esto mismo.
    Pero, ya sabes, de todo hay en la viña del Señor....Sólo espero que no me pillen todas las soberbias y me oiga decir eso llegado un día.....



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, y me esforzaré porque no suceda! :-)

      Eliminar
  5. María Isabel!!! Al igual que Paula siento que lo podría haber escrito yo. Siempre me molestó verlo en la tele, pero te aseguro que en vivo y en directo, me estruja el corazón. Siempre vi como mi abuela paterna (las brujas de la tele son pequeñas a su lado) chantajeaba a mi papá y a mi tío y hoy con 89 años lo sigue haciendo. Mi tío, lamentablemente se suicidó hace unos años y mi papá, hoy con 53 años tuvo un aneurisma de aorta que casi lo mata... hace dos años. Ella no fue capaz de visitarlo en terapia intensiva cuando se debatía entre la vida y la muerte y cuando vino y él estaba en estado crítico con respirador artificial, entré y le dijo. Ruben, no vengo porque yo estoy peor que vos (WTF???). Por suerte mi viejo es muy fuerte y salió y hoy vive de milagro. Pero cada vez que viene a verla (ella vive en la casa de atrás a la mía, mismo terreno), ella le echa en cara todo lo que hizo por ellos y me duele el alma.
    Pero más me dolió cuando mis propios papás lo hicieron conmigo (y de tal palo, tal astilla). Qué se puede esperar si te criás en el chantaje continuo. Por suerte para mí fueron tres contadas veces. Pero me juro y espero de corazón cumplirlo no hacerlo nunca con Muriel. Porque como vos decís, ella no pidió venir al mundo y es nuestro deber de madres hacer todo por su bienestar. La amo y eso no tiene discusión... duerma, no duerma, esté tranquila o me de vuelta la casa. El día de mañana estaré orgullosa de ella.

    Un besazo Isa y perdoná el desahogo!!! Excelente post... como siempre me encanta leerte y das en el clavo cuando más lo necesito.

    Muak!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es tu casa, aquí puedes desahogarte siempre que lo necesites.
      Me he quedado de piedra con lo de tu abuela, qué triste. No me cabe la menor duda de que Muriel no tendrá que sufrir ese penoso chantaje, pues su mami no caerá en eso.
      Un beso guapísima :-)

      Eliminar
  6. Es increíble que haya madres que hagan eso!! Y esperemos no evolucionemos hacia ahí.

    Tienes toda la razón, no entiendo cómo alguien pueda echarle en cara a su hijo. Como bien dices, el amor es incondicional, por lo que sobra tener que decirle nada. Lo hemos hecho porque queremos y porque así nos nace.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se suele decir, "increíble pero cierto". A mí me parece de lo más antinatural, pero tristemente se da en muchas ocasiones!
      Un saludo, María José:-)

      Eliminar
  7. Gran entrada... La pena es que haya madres así......... Seguro que nunca salen de mi esas palabras....porque me lo he tenido que oir de la mia......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes cuánto lo siento, Bea. Al menos te servirá para no repetirlo!

      Eliminar
  8. Mira, hoy nuestras entradas van de la mano, nena! El chantaje emocional es un cáncer en muchas relaciones, sobre todo entre padres e hijos. Eso es ser espéjimen en sentido peyorativo. Y por desgracia hay muuuuchas personas así... "Angelas" Chantajanning xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, creía que nadie iba a reconocer a la Channing, no me acuerdo si ella hacía chantaje emocional, pero era mala de narices!!!
      Tengo que ver eso de los espéjimenes, que promete :-D

      Eliminar
  9. Preciosa entrada María Isabel. A eso le llamo yo feedback, o aprender de los errores ajenos. Porque todas hemos oído/visto o sufrido a madres que se cuelgan medallas por cumplir con las consecuencias lógicas de sus decisiones. Porque un hijo no debe sentirse “en deuda con” sus padres, sino simplemente “amado por””. Y ese es el caldo de cultivo perfecto para que el sentimiento se vuelva recíproco sin ningún reproche. Que luego esas madres fatalistas del “con lo que yo he hecho por ti” esperarán tener hijos abnegados que cuiden de ellas con devoción durante su vejez. Y claro, uno recoge lo que siembra… Siempre ha sido así.
    Excelente reflexión. A ver si nos aplicamos todas el cuento… para no repetir errores.
    Un abrazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado, Verónica. Es algo tan de sentido común, que no entiendo cómo no se dan cuenta del daño que hacen, y de lo que pueden llegar a arruinar la vida de un hijo.
      Un beso:-)

      Eliminar
  10. Qué buena reflexión guapa!

    Claro que sí. Ellos están aquí por decisión nuestra. Les debemos un respeto. ¿ Qué niño/hijo hace algo por molestar realmente a sus padres? Es surrealista. No cabe en mi cabeza desde luego.

    En todo caso yo le debo muchas cosas a mi niño. He aprendido a ser mejor persona a adquirir valores que antes no tenía o no apreciaba, a querer como no se puede querer a nadie más...

    En deuda? De qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo, somos las madres las que le debemos cosas a nuestros hijos, y no al revés. Yo también creo que soy mejor persona desde que tengo a mis niños!
      Un beso :-)

      Eliminar
  11. Estoy de acuerdo contigo, no me gusta nada el chantaje emocional que usa alguna madre, el amor ni se compra ni se vende y como tu dices ellos se darán cuenta cuando sean mayores de lo que les hemos dado o no...

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que se darán cuenta!
      Un beso :-)

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho tu entrada, el amor de una madre es (debe ser) incondicional, no se debe dar en espera de nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado! Un beso :-)

      Eliminar
  13. Como dices, como madres es nuestra obligación, no un favor que les hacemos a nuestros hijos. Espero que en el futuro tenga el criterio de no decir ni pensar nunca nada parecido.
    Muy buena entrada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegra saber que no soy la única con esta preocupación!
      Un beso:-)

      Eliminar
  14. Qué recuerdos del ayer con la malvada entre las malvadas de mi infancia, me refiero a la Channing, of course. Espero que jamás mis hijas se sientan con la obligación de agradecerme nada, fundamentalmente mi hija adoptiva, es algo que no quiero que pase, que se sienta en perpetua gratitud conmigo.

    Y por supuesto, no me gusta que nadie me chantajee emocionalmente, aunque algún caso ha habido, esa es la verdad.

    Niña, quita el captcha de los comentarios hazmeesefavor ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas que tengo el captcha ese de las narices!!! En cuanto aparezca alguien informáticamente competente por casa (o sea, el Papi) le digo que me lo quite. Un beso y gracias por tu comentario! :-)

      Eliminar
  15. yo tampoco lo soporto... se supone que lo haces porque amas a tus hijos incondicionalmente y quieres lo mejor para ellos, no para que te lo reconozcan o que te devuelvan "el favor".... en fin.... yo espero no convertirme en una de esas madres en la vejez!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero pensar que esas son costumbres de las madres "de antes", que ahora ya no hacemos esas cosas...
      Un beso:-)

      Eliminar
  16. Creo que es la primera vez que me paso por aquí, y me encanta haberlo hecho! Viva el #azdelamaternidad que hace posible grandes descubrimientos.
    Ay, si yo te contara! Me ha encantado leerte y ver que no estoy sola en ese sentir! Yo sólo intento evitar el fantasma del chantaje, ya que por desgracia, lo he vivido en primera persona, y por nada del mundo me gustaría reproducir esa actitud enfermiza dentro de la familia que yo he creado.
    Gracias de verdad por esta gran entrada!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por tus palabras! Esperamos verte más a menudo por aquí!
      Un beso :-D

      Eliminar
  17. Me encantas, María Isabel!

    Yo creo que esa frase esconde la frustración del que ha dejado de hacer cosas que sentía que debía hacer, cosas que eran importantes para ella como persona... creo que es la consecuencia que padecen las que se olvidan que, además de madres, son personas con anhelos propios que tienen que seguir persiguiendo porque de lo contrario... se corre ese riesgo. No sé, digo yo.
    :-)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contador Web